Reflexiones sobre la marcha...

Os agradezco que visitéis mi blog personal, donde reflejo mis poemas y donde me comunico, salvando las trampas del espacio geográfico, con todos vosotros. Gozáis de enlaces, tanto de páginas recomendadas como de tiendas donde adquirir mi primer libro "Ocaso en la diáspora", además de presentaciones fotográficas en la zona más baja de la página. Un abrazo a todos, y disfrutad de mis versos... Me encontraréis en Facebook (Luis D. Díaz Velázquez) y en Twitter (luisddiazv). Allí mis actualizaciones al momento.

El autor, Luis Díaz







domingo, 18 de septiembre de 2016

¿Seguimos con la teoría de la conspiración? Una opinión sobre la situación de la Masonería en las últimas semanas

Basta leer un artículo en un conocido diario de Internet sobre la nueva ubicación de una de las organizaciones masónicas españolas para que recobre fuerza el enorme problema que sufre la Masonería en nuestro país. Cualquier mención hacia la Orden del Gran Arquitecto del Universo y comienzan los insultos, las valoraciones infundadas, las amenazas o las burlas. Entonces, si ya ocurre, ¿por qué un nuevo artículo sobre algo que ya se ha escrito?

No oculto mi condición masónica. Soy masón desde hace varios años (ni muchos ni pocos, simplemente años) y desde hace dos aproximadamente hablo de forma abierta sobre mi condición, siempre desde el respeto a la Orden, al resto de los Hermanos y a la Historia. Sin embargo, creo que el silencio, el mirar para otro lado ante estas situaciones, nos hace más mal que bien. Quienes han criticado a la Masonería desde las editoriales o las productoras de documentales con posturas poco científicas, amarillistas o desde la teoría del complot, han sido más numerosos que aquellos que desde el ámbito de la experiencia o del mundo académico se han decidido a romper una lanza por una organización defensora de la libertad y los derechos humanos.

Cierto es que tal situación ha ido cambiando. Cada vez son más numerosos quienes investigan desde el ámbito de la educación la evolución de la Masonería española, eliminando mitos y construyendo incluso “un método” desde el que acercarse a una organización tan particular que mezcla lo simbólico con el crecimiento personal y la defensa a ultranza de valores y derechos que nos pertenecen a todos por ostentar la simple categoría de humanos.

Sin embargo, también he notado, al menos subjetivamente, un aumento de los ataques, llegando incluso a amenazar con quemar la nueva sede de la Gran Logia Simbólica Española y el Supremo Consejo Masónico de España[1] el día de su inauguración. No es nueva esta situación: la semana del 14 de julio de 2014 la sede de la Gran Logia Provincial de Madrid, de la Gran Logia de España – Grande Oriente Español, fue víctima de la furia fanática de miembros de la extrema derecha con alusiones al dictador Francisco Franco o relacionando a la Masonería con una ideología política en concreto[2].

En muchas ocasiones se ha achacado al “oscurantismo” de la Masonería sobre sí misma la responsabilidad de tales actuaciones. Como si la víctima fuese responsable de la acción del verdugo. Sinceramente, me posiciono en contra radicalmente de tales afirmaciones. La Masonería es una organización legal dentro del marco de la Constitución Española de 1978 y de la correspondiente legislación del marco de asociaciones civiles, reconocida internacionalmente, con páginas web, sedes completamente visibles y responsables electos los cuáles siempre están dispuestos a explicar a medios de comunicación y particulares qué es la Masonería y el por qué de su existencia. Al menos desde hace varios años, y hablo de la Gran Logia de España – Grande Oriente Español porque es en la organización en la que desarrollo mi vida masónica, se viene viviendo un proceso de apertura ante la sociedad en el que sin tapujos de ningún tipo se habla de la organización, su historia, sus principios, su utilidad, su presente y su futuro tanto a medio como a largo plazo. Se organizan conferencias, mesas redondas, cenas abiertas, semanas masónicas e incluso, un desfile hace poco tiempo en la isla canaria de La Palma[3], todo unido a una intensa actividad de carácter benéfico y filantrópico en todo el país.

Entonces, ¿es el oscurantismo o el deseo de encontrar chivos expiatorios? ¿Alguna vez se acabará esta manía persecutoria contra quienes únicamente hemos encontrado en la Masonería un método de trabajo interior para ser cada día mejores? No somos súper hombres: únicamente somos hombres queriendo ser más útiles a nuestras familias, nuestro círculo más cercano, nuestros compañeros de trabajo y nuestra sociedad, movidos por ideales tan puros como la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad.

Habrá quien diga que exagero y que rozo (o cruzo sin ruborizarme) la demagogia. Muy bien: las cifras están ahí. No fueron pocos los masones que fueron a la cárcel, tuvieron que exiliarse de nuestras fronteras o directamente fueron asesinados por haber llevado un mandil. Algo que contrasta, sinceramente, con el poco o nulo reconocimiento que España hace a una organización de hombres libres y de buenas costumbres que fue un objetivo tan claro de la barbarie franquista que llegó a merecer el dudoso título de crearse para ella un tribunal especial compartido con el comunismo (como si a fin de al cabo, tuviesen algo que ver).

Únicamente, como ciudadano español y como masón, ambas características llevadas con orgullo y respeto, respeto. Respeto a aquellos que simplemente por saber que existen logias creen que la conspiración es real, cuando las teorías complotistas han sido derribadas desde los argumentos en multitud de ocasiones por grandes investigadores del mundo académico. No nos regocijemos más en el hecho de que nuestra actividad es discreta: nos ampara la ley a decidir el método de entrada en nuestra organización y a mantener para nosotros aquello que hablamos y hacemos. ¿O es que cualquiera puede ir a sedes de otras asociaciones a exigir conocer de primera mano sin derechos de miembro activo qué es lo que se concluye en asambleas, ejecutivas o cualquier otro órgano de funcionamiento interno y autónomo? ¿Es por ello que sindicatos, partidos políticos, asociaciones de la tercera edad o grupos culturales están organizados secretamente para subvertir el orden constitucional y el sistema a nivel mundial?

Como masón respeto la sociedad en la que vivo. Tanto, que intento mejorarla en el ámbito que me compete. Me consta que mis otros hermanos piensan así. Para mí, no hay ningún ser humano por encima de otro. Para ellos, podría afirmar que tampoco. Pero también es cierto: yo no acuso a ninguna organización de existir para conspirar contra ningún estado o religión. Me encantaría que con la Gran Logia de España – Grande Oriente Español, así como con toda la Masonería en general, ocurriese lo mismo. Que cada cual encuentre su camino, manifestando el mayor respeto hacia el que eligen los demás. Conocernos nos enriquece. Atormentarnos, nos envilece.


Luis Díaz

[1] CAÑIZARES, María Jesús: “La Masonería inaugura sede en Barcelona con amenazas de la extrema derecha”, El Español, Crónica Global, 14/09/2016 [http://cronicaglobal.elespanol.com/vida/masoneria-abre-sede-en-barcelona-con-amenazas_60927_102.html.]
[2] EL ORIENTE (Publicación de la Gran Logia de España – Grande Oriente Español),  “La Masonería española ante el ataque de su sede en Madrid”, referenciado en www.diariomasonico.com, 14/07/2014, [http://www.diariomasonico.com/noticias/la-masoneria-espanola-ante-el-ataque-de-su-sede-en-madrid]
[3] MARTÍN, Digna, “La Masonería renace en La Palma 80 años después de su exterminio por la represión franquista”, El Apurón, 02/09/2016 [http://elapuron.com/noticias/politica/95616/la-masoneria-renace-la-palma-80-anos-despues-exterminio-la-represion-franquista/]

domingo, 24 de abril de 2016

Las IV Jornadas de Historia de la Masonería ya están aquí

Si: ya están aquí. Cuatro años consecutivos de un proyecto colectivo que pretende acercar a la Fraternidad de los Masones a la sociedad desde una perspectiva directa, científica y basada en el intercambio de ideas. 

Allí, como en ocasiones anteriores, contaremos con la presencia de autoridades en la materia tales como historiadores, investigadores y miembros de la Masonería dispuestos a decir qué son y por qué, no con el objetivo de justificarse sino buscando un marco en el que poder propiciar la progresiva normalidad de la Orden del Gran Arquitecto del Universo en nuestro país.




Los próximos días 26, 27 y 28 del mes de abril se celebrarán las IV Jornadas de Historia de la Masonería en Almería, organizadas por la Facultad de Humanidades, la Gran Logia Provincial de Andalucía, la Asociación Juvenil “Tormenta de Ideas” y la Asociación Cultural “Maestro Hiram”, con la colaboración del Centro Asociado de la UNED en Almería y de la Gran Logia de España. Se negociará un crédito para los inscritos formalmente en la actividad, lo que puede hacerse en las dependencias de la Facultad de Humanidades de la UAL tanto de forma presencial como a través de su portal web.

Se homenajeará al masón almeriense Enrique Pérez Roda. Es uno de los masones más antiguos de la Gran Logia de España, y el primer almeriense iniciado tras la muerte del General Franco (ceremonia que tuvo lugar en la Logia “La Matritense nº7”). Pertenece a una familia de profundas raíces masónicas.

En esta ocasión las IV Jornadas de Historia de la Masonería se celebrarán a partir de las 17:00 horas en el salón del Centro Asociado de la UNED en Almería.

El día 26 de abril el Dr. en Historia Moderna y Contemporánea por la Universidad de Barcelona D. Pere Sánchez Ferré impartirá la conferencia “Historia de la Masonería en España”, en la cual disertará sobre las particularidades de tal organización y su desarrollo en nuestro país.

El día 27 de abril tendrá lugar la mesa redonda titulada “Los valores de la Masonería en el siglo XXI”, con la asistencia del Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de España, D. Oscar de Alfonso Ortega.

El día 28 de abril, el investigador D. Gustavo J. Pérez Rosas impartirá la conferencia “El Rito Escocés Antiguo y Aceptado”, donde hablará del rito masónico más practicado en nuestro país.

viernes, 8 de abril de 2016

Regresan las Jornadas de Historia de la Masonería en Almería

¡Regresan las Jornadas de Historia de la Masonería en Almería! Una gran noticia. Ha costado, pero ya están entre nosotros. Esperamos que sean un éxito como las tres ediciones anteriores y que las disfrutéis tanto como nosotros organizándolas. ¡Os podéis inscribir en la Facultad de Humanidades!

Los próximos días 26, 27 y 28 del mes de abril se celebrarán las IV Jornadas de Historia de la Masonería en Almería, organizadas por la Facultad de Humanidades, la Gran Logia Provincial de Andalucía, la Asociación Juvenil “Tormenta de Ideas” y la Asociación Cultural “Maestro Hiram”, con la colaboración del Centro Asociado de la UNED en Almería y de la Gran Logia de España. Se negociará 1 Crédito universitario para aquellas personas inscritas formalmente en la actividad, lo que puede hacerse en la citada Facultad.

Al igual que en ocasiones anteriores se homenajeó al médico masón almeriense José Litrán y a uno de los fundadores de la Logia Ágora 121 de Almería, Andrés Cobos, en la presente edición la persona que da nombre al evento es el masón Enrique Pérez Roda. Es uno de los masones más antiguos de la Gran Logia de España, y el primer almeriense iniciado tras la muerte del General Franco (ceremonia que tuvo lugar en la Logia “La Matritense nº7”). Pertenece a una familia de profundas raíces masónicas.
En esta ocasión las IV Jornadas de Historia de la Masonería se celebrarán a partir de las 17:00 horas en el salón del Centro Asociado de la UNED en Almería.

El día 26 de abril el Dr. en Historia Moderna y Contemporánea por la Universidad de Barcelona Pere Sánchez Ferré impartirá la conferencia “Historia de la Masonería en España”, en la cual disertará sobre las particularidades de tal organización y su desarrollo en nuestro país.
El día 27 de abril tendrá lugar la mesa redonda titulada “Los valores de la Masonería en el siglo XXI”, con la asistencia del Muy Respetable Gran Maestro de la Gran Logia de España, D. Oscar de Alfonso Ortega.


El día 28 de abril, el investigador D. Gustavo J. Pérez Rosas impartirá la conferencia “El Rito Escocés Antiguo y Aceptado”, donde hablará del rito masónico más practicado en nuestro país.


viernes, 20 de noviembre de 2015

Los recuerdos del calendario.

Buenas tardes.

Hacía mucho que no pasaba por aquí. Me voy a dedicar cinco minutos. Parece que en la actualidad únicamente tenemos derecho a olvidarnos de que existimos. Traigo un poema nuevo, y del que me siento particularmente feliz. Alguien no deja jamás de escribir, pero sí de hacer públicos los resultados. Hoy, volvemos. Un saludo a todos/as.

"Todos los recuerdos del calendario"

Arrugo los dedos de los pies.
Parece que quiera agarrarme a la madurez
un minuto antes de empequeñecer mis ánimos.
Son esos segundos del tráfico tan magnánimos
que me ayudan a repensar 
el tirar por las escaleras de lo inusual
todos los recuerdos del calendario.

Rompe la nebulosa de la vista a lo lejos
las perpendiculares del transporte
y a mis entrañas el soporte 
de lo aceptable
cuando se comparte con otro ser
todos los recuerdos del calendario.

Hidráulicos resortes de campanas al vuelo,
de perder el número de identificación fiscal 
y cambiando de país por no cambiarme el folclore
y arrojar un "me rindo" y mi escudo
a los cascos de tus caballos.
Tus caballos, los que pisan de tu vasallo
todos los recuerdos del calendario.

Se me agolpan los versos en la garganta.
Se me satura la madurez y fallecen las memorias.
Los pasos dados en el charco de la indecisión
y el fango del terror de cometer el error
de ser más yo que el otro
al que conocen en mi casa.

Se me ensombrece el rostro
y en mi frente Goya pinta
su última y más inquietante obra.

Riegue mi huerto tu sudor
y con mi sudor crezca tu huerto:
que bañen en óleos tus pliegues.

"Buenos días".
Alejémonos los dos por no obligarnos
a todos los recuerdos del calendario.

Guerrean las iras de lo animal
y el collarín de lo execrable. 
Me tiembla el parecer al rebasarte.

Gracias a todas las divinidades 
por las horas del calendario
que evitan al esclavo
realizar catastróficas maldades".

Luis Díaz

miércoles, 8 de abril de 2015

Conferencia en Los Silos: "Masonería y Derechos Humanos"

Buenas tardes a todos/as:

Escribo la presente entrada muy contento. Muy contento y muy orgulloso de lo que voy a vivir este mismo mes. Mi ilusión es enorme: voy a realizar una conferencia en la que he trabajado mucho (y que ya llevé a cabo en las Jornadas Masónicas de Marbella) y que me encanta, que es la relación y las coincidencias filosófico-ideológicas que existen entre la Masonería y la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 

La actividad se llevará a cabo en la Sala Pérez Enríquez de Los Silos el próximo día 27 de abril a las 19:30 horas, y contará con la presencia del Alcalde de dicha localidad, D. Santiago Martín, y del Concejal Responsable de la Sociedad de Desarrollo del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, D. Florentino Guzmán. Ambos gozan de mi cariño y mi total respeto. Como organizadores figuran el propio Ayuntamiento de los Silos y la Gran Logia de España, contando con la colaboración del Ayuntamiento de Santa Cruz y de la Asociación Juvenil "Tormenta de Ideas".

Es la primera ocasión en la que, de forma oficial, se trata el tema de la Masonería en la región de la que soy natural: la Isla Baja. Es un momento tan importante como emocionante, puesto que, a la vez, el Ayuntamiento de Santa Cruz desarrolla una exposición sobre el Templo Masónico de la Logia Añaza (o de la Calle San Lucas), actualmente
en proceso de recuperación.

Espero contar con vosotros/as. Un afectuoso saludo,

Luis Díaz


viernes, 11 de julio de 2014

Artículo de opinión: es de justicia democrática


Hablar del Templo Masónico de Santa Cruz de Tenerife probablemente sirva como elemento de enganche con el tema central del presente artículo: la recuperación de un legado que es nuestra propia historia. Tal construcción de 1900, proyectada por Manuel de Cámara y levantada por los masones de la Logia Añaza, ahora Bien de Interés Cultural, es uno de los máximos exponentes de la arquitectura masónica en nuestro país. Y, como todo lo relacionado con la Masonería, a partir de julio de 1936 comenzó un proceso “de acoso y derribo” que no acabaría (administrativa y oficialmente) hasta la legalización de tal organización en el año 1979.

En el citado edificio situado en la c/ San Lucas de la capital tinerfeña se desarrollaron las distintas actividades de los masones previas a 1936, ya fuesen ordinarias o extraordinarias, internas o externas, como bien podría citarse la existencia de la Escuela de Añaza, centro educativo gratuito financiado por la propia organización. Sin embargo, y tras el levantamiento franquista contra la II República, fue ocupado, y el 15 de septiembre del año 1936 (fecha del primer decreto de Franco contra la Masonería), fue requisado, expoliado y cedido a la Falange Española, principal organización adepta al bando sublevado. Comenzaría así un periplo que alejó su utilización de la de los fines propios para los que fue erigido, pasando a ser farmacia y óptica militar, hasta su venta por parte del Ministerio correspondiente al Ayuntamiento de Santa Cruz en 2001 por una cantidad cercana al medio millón de euros.

Tras la firma del convenio entre el Consistorio santacrucero, el Supremo Consejo del Grado 33 del REAA para España y de la Gran Logia de España para la recuperación de tan emblemático espacio, parece que esa densa niebla que ha envuelto a la Fraternidad Masónica después de los cuarenta años de dictadura franquista se comienza a disipar con la naturalidad con la que se deben desarrollar las cosas en un ambiente democrático y justo. Afirmo lo anterior basándome en que, como estudiante de Historia y como ciudadano quiero que mi país reconozca, como justamente ha reconocido el de otros colectivos, el aporte histórico de la Masonería Española a la sociedad, a la cultura y al librepensamiento, alejándonos siempre, para cumplir con cierta calidad humana, de ideas preconcebidas y del “morbo” que, desgraciadamente, ha sido el caldo de cultivo de multitud de trabajos sobre el tema.

Los masones fueron un colectivo duramente castigado tras la sublevación militar de 1936, junto a otros grupos sociales, culturales y políticos. Quizá el mejor ejemplo sea el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo[1], cuyas sentencias incautaban bienes y privaban de la libertad a aquellos que se habían sentido lo suficientemente identificados con el Código Moral Masónico como para pedir su ingreso en una Logia e iniciarse. No fue la represión contra los masones algo  acontecido únicamente en España durante la dictadura del General Franco, sino que fue elemento coincidente de los gobiernos dictatoriales del pasado siglo XX, tanto de un signo político como de otro (la defensa de la libertad de conciencia y de pensamiento es algo que los fanatismos no tienen por costumbre perdonar). Eso no quiere decir, de ningún modo, que sea un tema menor.

Trabajos históricos científicos serios y centrados en aspectos con la suficiente relevancia como para merecer la atención de distintos grupos de investigación o de profesionales como bien podríamos nombrar a Ferrer Benimeli, Martínez López, Álvarez Lázaro o Manuel de Paz, nos han descubierto un horizonte relacionado con la historia de la Masonería y de la vida personal de sus miembros alejado de visiones influidas por teorías decimonónicas más centradas en ideas fantasiosas basadas mayormente en “rumores” que en pruebas, ya fuesen en soporte físico u orales.

A día de hoy, en el Estado Español, existe un tímido pero firme interés por los estudios masónicos desde una perspectiva científica y natural, centrado más en ideas y principios que en nombres destacados; más en el compromiso social que en rebuscadas influencias políticas a gran escala: es fruto del deseo de Verdad. Nada más y nada menos que de conocer esa contribución de un colectivo determinado a la construcción de un tejido que tanto incomodaba a todos los radicalismos del siglo XX. Ejemplos son el Master de Historia de la Masonería de la UNED, las distintas jornadas que pueden organizarse durante un curso académico en las instituciones universitarias de todo el país o el acuerdo para la constitución del Centro Internacional de Estudios Masónicos Añaza: pilares todos de la lente con la que podremos ver a la Masonería sin tapujos, eliminando miedos ya caducos y propios de otras épocas que sólo deformaban la realidad.

Mi deseo como ciudadano y como estudiante, es el de, algún día, poder acceder al Templo Masónico de la C/ San Lucas con la intención de observar paneles de exposiciones sobre aquellos que defendieron mi derecho a pensar libremente y a comprobar en mi propia piel los efectos de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, o la de acudir a conferencias que demuestren teorías comprobadas y no mentiras aceptadas por repetición sobre los masones, que no son más que personas normales que vieron en esa organización la posibilidad de explotar y fomentar los ideales que en su vida les movieron, ya sea pública o privada. Al igual que se recoge en el proyecto de colaboración presentado por la administración canaria junto a la Masonería, habría que reconocer y saldar la deuda histórica de nuestra sociedad con el movimiento masónico en general y con la Masonería en Canarias más particularmente.

Con la recuperación del legado masónico de la capital tinerfeña, se abre la posibilidad de hacerlo con el resto, y mayormente el intelectual, que tanto cambió nuestra sociedad. Algún día este país valorará enormemente la contribución de la Masonería Española en su propia historia, y recordará de forma honrosa a esos hombres que decidieron que perteneciendo a la organización masónica serían mejores, practicando el bien por el bien mismo. Es de justicia democrática.

Luis Díaz

Estudiante de Historia en la Universidad de Almeria





[1] Nacido en el artículo nº 12 de la Ley de 1 de marzo de 1940. Desapareció el 8 e febrero del año 1964 ya que transfirió parte de sus competencias al Tribunal de Orden Público. Sus documentos se encuentran en el Archivo General de la Guerra Civil Española localizado en Salamanca. 

miércoles, 2 de abril de 2014

II Jornadas de Historia de la Masonería "José Litrán"

Buenas noches:

Tormenta de Ideas junto a la Facultad de Humanidades y Psicología y la Asociación Maestro Hiram organizan para los próximos 22, 23 y 24 de abril de 19:00 a 20:30 horas las II Jornadas de HIstoria de la Masonería en Almería "José Litrán", que se desarrollarán en el Salón Noble de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía.

Estas jornadas, que tienen como precedentes las realizadas en el pasado año en la UAL, cuentan con la posibilidad de inscripción gratuita para la obtención de un crédito de libre configuración, quedando a día de hoy únicamente 15 plazas disponibles, pero el público general podrá acudir, ya que son conferencias con carácter abierto.

Cualquier información puede solicitarse en la Facultad de Humanidades y Psicología de la UAL.